miércoles, 16 de mayo de 2018

Pensamiento evolutivo de cinco


Los niños de cinco gustan de acomodarse a la cultura en la que viven.  Su actividad espontánea tiende a realizarse bajo un buen dominio de sí mismos. Buscan el apoyo y la guía de los adultos. Aceptan la ayuda de los adultos para salvar transiciones que no le son familiares. Les agrada ser instruidos para sentir la satisfacción de logro personal y de aceptación social. Bajo este breve preámbulo de cinco resulta de gran relevancia contribuir con ellos en el ámbito social. Cierto es que niños y niñas cuentan con grupos de amigos cerca del vecindario o en la escuela pero contribuir con ellos en otro tipo de experiencias sociales les vendría muy bien como el acercarlos  a familiares no conocidos por él o ella. De serte imposible puedes valerte de un álbum de fotografías, llamadas telefónicas o videoconferencias cualquier decisión que tomes para acercar esta experiencia con tu hijo o hija incrementa en ellos nuevas experiencias para relacionarse, comunicarse, sentirse diferente y auto-valorarse. Son experiencias únicas que vale la pena poner en acción.