miércoles, 4 de octubre de 2017

Reflejo oro alimenticio

Uno de los primeros reflejos que se presenta a temprana edad es el reflejo oro alimenticio. Reflejo que no necesariamente hace énfasis en la alimentación o porque él bebe tenga hambre. Es un reflejo de lo más natural, es la vía a través del cual él bebe se inicia a establecer sus primeras relaciones con el entorno que le rodea, propiciando en él o ella la sensación de seguridad. De ahí que cuando mires a tu bebe que se lleva el dedito a la boca, no suelta la mamila o todo lo quiere probar ten en cuenta que es parte de su desarrollo por lo sugiero guiar con  sutiliza esta conducta. Es un reflejo que llega a ser superado rápidamente en la medida que la relación afectiva con tu bebe se fortalezca. De llegar a ser muy pronunciada la necesidad de tu bebe de llevarse todo a la boca lo ideal es tomarle la manita, acariciarla, charlarle, colocar algún juguete entre sus manitas, sustituir lo que se lleva a la boca por un trozo de fruta, verdura  algo viable que satisfaga esa necesidad, pero en ningún momento le digas no, porque lo alteras, desconciertas y además la relación se inicia a fracturar. El reflejo oro alimenticio es superado en la medida que él bebe se desarrolla, se siente a gusto y satisfecho por la seguridad que le brinda su entorno. De llegar a tornarse crónico este reflejo sobre cuando si él bebe rebasa los dos años y sigue llevándose el dedo a la boca convendría valorar la situación con un profesional. Tambien te puede interesar terapia de lenguaje para esta edad solo descarga el libro del link que te dejo