miércoles, 17 de mayo de 2017

Conocerse; la valía de la integridad

Conocerse es la valía de la integridad, me queda claro que uno es integro si se conoce realmente  por ello propongo iniciar a los escolares en esta maravillosa aventura sera como legarles una herencia divina ¿Porque? A que madre o padre no le gustaría llevar a su hijo o hija a conocerse. Si los niños saben -quiénes son- sabrán que quieren hacer con su vida. Solo requieres observar a tu hijo o hija por lo menos una semana para identificar con precisión sus cualidades, habilidades, gustos e inclinaciones es decir; ¿le gusta el dibujo? ¿ama su tablet? ¿su móvil? ¿le encanta la lectura? ¿escribir? ¿pintar? todo aquello que lo atraiga poderosamente es viable para decidir que recurso le acercaras para conocerse por ejemplo: si no suelta su móvil asegúrate de bajarle alguna aplicación que le permita al niño pintar, dibujar o jugar respecto a lo siguiente; que es, como es, que le gusta, disgusta, enoja… solo requieres asegurarte de enseñarle a emplear la aplicación que decidas, darle el preámbulo del que hacer y como resguardar lo que hace. Lo mismo puedes hacer con una tablet y si se trata de la lectura o escritura puedes comprar un diario para que realicen sus propios guiones de vida. Si enseñas al niño a escribir unas letras acerca de ellos para después leerse o mirarse en su intimidad lo guías al arte de escribir, leer o pintar pero lo más valioso: los enseñas a descubrirse. De convertir cualquiera de las opciones que te he dado en un hábito llevaras a tu hijo o hija a conocerse e iniciarlos en el peldaño de la integridad.