miércoles, 15 de marzo de 2017

Personalidad del niño de 3 años

Con Tres se puede tratar, él o ella saben con claridad que ya son grandes. Son capaces de negociar transacciones reciprocas, sacrificando satisfacciones inmediatas ante la promesa de un beneficio posterior. Es típico su fuerte deseo por agradar, su docilidad y la gran exigencia de examen mental que deben hacer cuando de responder a la familia se trata. Es tal su sentido de colaboración que puedes llegar a escucharle decir ¿está bien así? Lo cual no significa una blanda sumisión por el contrario es una favorable reacción de adaptabilidad. Para esta edad la sociabilidad con sus iguales se hace necesaria por lo que integrar al pequeñito a pequeños círculos de amigos e incluso llevarlo a la escuelita le ayudara considerablemente a continuar reforzando su sentimiento de adaptabilidad. Por otro lado, dado que su adaptabilidad esta tomado su curso no sucede lo mismo con sus experiencias emocionales, solo se hallan integradas en cierta parte, sus temores están a menudo altamente localizados. Puede tener terror a los zapatos de goma, temblar ante el movimiento de un juguete mecánico o electrónico, ante una cara pintada o padecer terrores nocturnos lo cual será pasajero. Bajo este antecedente lo ideal es ayudarles a atravesar los desestabilizantes que llegase a enfrentar el pequeñito dándoles confianza, aceptando sus crisis, esperando a que se recuperen o sacándolos del entorno que los provoca pero nunca  involucrar las emociones adultas ante las crisis infantiles  porque solo agudizas la inestabilidad emocional en los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme tus comentarios